100 Años de Entrega

Frederic Schad SAS

Fundada en el 1922 por el ciudadano suizo Frederic Schad, como la primera agencia de buques y empresa de estiba del país.

Empezamos nuestra empresa desde cero y fuimos dándonos a conocer en el sector. Poco a poco las navieras empezaron a otorgar su representación, siendo la primera la alemana Colombus Line, la cual viajaba desde y hacia Nueva York.

En las décadas de los 50 y 60

Adquirimos representaciones de varias compañías dueñas de transatlánticos de renombre que comenzaron a tocar el puerto de Santo Domingo, tales como el Queen Elizabeth, Cunard Line, New Amsterdam de la Holland America Line y Stockholm de la Swedish American Line.

Además, obtuvimos la representación de líneas de cruceros que aún permanecen activas, como Royal Caribbean Cruise Line y Norwegian Caribbean Cruise Line. En cuanto a buques de carga, contábamos con la representación de la P&O Nedlloyd y Mitsui O.S.K. Line, Prudential Grace Line, Delta Line, la Grancolombiana, entre otras.

Los hijos de nuestro fundador, Alexander Robert y Federico F., se incorporaron en la empresa, con enfoque a abrir las puertas de la diversificación.

A inicios del año 2000, pasamos a convertirnos en un operador logístico, lo que transformó nuestra actividad inicial de agente y estibador naviero, al manejo de carga desde la fabricación de productos hasta su consumo, pasando por aviones, trenes, barcos, aduanas, almacenes y camiones.

En ese momento, impulsamos cambios de activos, tecnologías y cultura empresarial que nos han llevado a una posición de liderazgo en el mercado, evocando las destrezas y la visión de nuestro fundador, Frederic Schad.

Sobre nuestro fundador

Frederic Schad Suter

12 de Octubre 1891 – 14 de Junio 1972
Zúrich, Suiza


Eran finales del siglo XIX, específicamente el 12 de octubre del año 1891, cuando Frederic Schad vio la luz del mundo. Su padre, Jacobo Schad, era un comerciante originario de Zúrich, y su madre era Ida Suter, quienes también procrearon otra hija, Jeanne.

Schad vivó su infancia en Zúrich y en sus años de adolescencia estudió en un colegio de comercio. A los 18 años de edad, se enroló en el ejército suizo por el periodo reglamentario, una obligación de la época dirigida a todo ciudadano varón suizo. Transcurría el 1910. Allí ganó ciertos honores y un año más tarde se trasladó a Milán, Italia, donde pasó a formar parte de una compañía suiza dedicada al negocio de importación y exportación, iniciando así un largo camino en el área del comercio internacional.

Al año siguiente, a Schad le fue encomendada una nueva misión, esta vez en el Lejano Oriente. Desde Manila, Filipinas, trabajó durante seis años viajando a Japón y China, ejerciendo el comercio y conociendo muy de cerca la dinámica de dos mercados gigantes en el mapa de las importaciones y exportaciones mundiales. Sin embargo, lejos de grandes potencias, más tarde le tocaría echar raíces en República Dominicana, donde fundaría su empresa naviera Frederic Schad.

La travesía en la vida profesional de Schad fue larga. Años más tarde, motivado por la sed de nuevas conquistas, cruzó el Atlántico y desembarcó en Nueva York, Estados Unidos, donde permaneció un tiempo trabajando. Fue en 1921 cuando emprendió un nuevo viaje, esta vez a República Dominicana, país que en ese momento se encontraba invadido por el ejército norteamericano.

Schad había leído en un periódico de la época un anuncio en el que se solicitaba un ayudante para trabajar en el ingenio Consuelo, de San Pedro de Macorís, tierra donde nacía la caña de azúcar que despegó la industria dominicana y que la abrió hacia los mercados internacionales. La misión era trabajar como asistente de Gaetan Bucher, un compatriota suyo que dirigía la parte comercial y de almacenaje del ingenio.

Apenas unos meses duró Schad en el ingenio Consuelo. Por mutuo acuerdo junto con Bucher, decidió marcharse a Santo Domingo, en el primer trimestre del 1922. En aquel entonces, viendo que el puerto del mismo nombre y el más antiguo del Sistema Portuario Nacional comenzaba a tomar cierta relevancia, Schad se establece como agente naviero y funda su empresa, a la que denominó Frederic Schad.

Trayectoria de la Empresa

1922 › Fundación
1920s

Nuestra actividad principal era en San Pedro de Macorís con carga suelta en sacos.

1940s

Vendíamos sacos de macarios para subsistir en la Segunda Guerra Mundial | Fuimos nombrados Agentes de Lloyd’s de Londres para la República Dominicana.

1950s

Pendiente

1960s

Adquisición del primer montacargas.

1970s

Adquisición de los equipos para mover contenedores.

1980s

Representación de Cruceros y Agenciamiento de Buques Carreros | Primera terminal fuera del puerto | Inicio de los servicios de Carga Aérea

1990s

Inicio de los servicios de Gestión Aduanal | Adquisición de grúa para estiba de barcos

2000s

Inicio de los servicios de Almacenaje, Manejo de Inventarios, Valor agregado y Distribución

2000s

Expansión Internacional a Islas del Caribe:  Trinidad y Tobago, Jamaica, Curazao, Barbados y Guyana.

2021s

Expansión a México

Actualidad
TOP